Comercio electrónico en El Salvador y todo el mundo


Trabajos y Empleos en El Salvador con Tecoloco.com.sv
Ofertas de trabajo en tu sitio
Gourmet Customized Chocolate gifts and Argentina Alfajores


Caluco

Es con gran cariño que escribo de Caluco, un pequeño municipio en Sonsonate donde pase gran parte de mi infancia, montando caballos, viendo vacas y bañándome en los ríos de la zona.

Caluco, para quienes no conocen, está a un par de kilómetros de Izalco, como a una hora de San Salvador. El nombre de Caluco, unos dicen que significa “lugar de Cuervos” pero más me gusta el sentido de “Lugar de Hospedaje”.

 

En un diseño de pueblo totalmente clásico se encuentra el parque al centro y, bordeándolo, en medio de portales está la policía, la alcaldía, una pupusería y a un ladito, la iglesia colonial. Es por finales de junio que vienen las fiestas de Caluco, en honor a San Pedro y San Pablo Apóstol.  

Para estas fechas, el pueblo se pone más alegre, ya que en el parquecito se montan ruedas, de esas que se les da vuelta a pura fuerza de gato. Además, llegan un montón de chalets con dulces típicos, yuca frita, papas fritas, elotes locos y demás.

 

Para quienes quieren ir a pasar el día, les recomiendo que visiten los diferentes balnearios que se han construido en torno a los ríos de la zona, especialmente el Río de Agua Caliente, el cual tiene su origen en nacimientos de agua termales.

Después de bañarse en el río, no se puede perdonar la sopita de gallina india que es la especialidad de Caluco, algo así como las pupusas de arroz en Olocuilta. Buenísima.


Para los amantes de la historia y las historietas, se dice que Don Pedro de Alvarado pasó por Caluco y que hubo un enfrentamiento allí. Los que cuentan la historia con un poco más de sabor, dicen que hay una piedra donde quedó grabado el casco del caballo de Don Pedro, pero hay si la encuentran me avisan.

 

No se olviden también de visitar la estación del tren, la cual recuerda alguna película del viejo oeste, tremenda casona de madera y lámina, donde pasaba dos veces al día el tren y allí por las cinco de la mañana la “bala de plata” que de forma inclemente siempre me despertaba los sábado.

 

Finalmente, para cerrar el día, les recomiendo comprar queso fresco de una quesería casi enfrente de la escuela del pueblo y pasar después comprando tortillas de la Esperanza, adelantito de la alcaldía. Un par de tortillas a las 5 de la tarde son perfectas para cerrar el día y regresar a casa.

 

Felicidades a mi querido Caluco y toda su gente.

 
Comentarios
Añadir nuevoBuscarRSS
Anónimo 68.118.230.xxx | 2009-08-12 12:08:26
gracias a caluco mi pueblo querido que me vio nacer y crecer mi nombre es miguel castro
lupita - me hizo recordar .xxx | 2009-12-21 15:18:04
estás hablando de algo con sentido ya que me hiciste recordar mi pueblo de Apastepeque que ricos los tamales de elotes, aquellas riguas con queso fresco, los ricos nuegados, las pupusas y la carne asada con tortilla calientita y el atole chuco, las quesadillas y otras cosas más, amigo. Gracias por acordarse de eso, tu si sos guanaco como yo soy de cuba libre.
carlos gonzàlez .xxx | 2010-05-13 18:28:00
Soy izalqueño y tambien disfruté los paseos en caluco, El castaño ( la poza),sus fiestas patronales ya van a ser.
Escribir comentario
Nombre:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:

Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved.

 
Siguiente >